CITA TECNOLÓGICA

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es ésta: simplemente porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.
Albert Einstein

lunes, 16 de junio de 2014

TODOS OPINAN

              Estaba nervioso, tumbado en la cama de la habitación del hospital, esperando a que lo llevasen al quirófano para realizarle una intervención quirúrgica programada. En ese momento, sus padres, presentes en la habitación, le comentaron cómo creían ellos que se debía realizar la operación. Acto seguido, el enfermero que le había tomado la temperatura comentó su opinión al respecto, y también lo hizo un tío suyo, profesor de anatomía en la universidad, pero que no había entrado a un quirófano en su vida. Instantes después el taxista que lo había llevado al hospital y todavía estaba presente los corrigió y propuso otra manera de llevar a cabo la operación. Para terminar un amigo suyo que lo acompañaba en esos momentos, y que era consejero en la comunidad autónoma X desacreditó a los anteriores y le iluminó con su teoría, y ya camino del quirófano, el celador que le trasladaba le ofreció una última versión personal sobre cómo operarle.
                Llegó al quirófano mareado con tantas opiniones encontradas. Entonces se encontró con el cirujano, experto profesional que había pasado cientos de horas en un quirófano y había realizado esa misma operación decenas de veces antes. Instantáneamente la tranquilidad se apoderó de él y se dejó llevar por la somnolencia de la anestesia, sabiéndose en buenas manos.
                Traslademos este caso a otro campo, el de la enseñanza, y preguntémonos por qué se ha convertido en deporte nacional el que cualquier persona  que no ha pasado a un aula repleta de alumnos en su vida, como padres y madres, administradores, políticos, pedagogos, etc, se sienten capacitados para dar su opinión sobre cómo hay que reformar la educación, opinión que es escuchada mientras que se ignora la de los profesionales que día a día lidian cara a cara con sus alumnos, intentando sacar lo mejor de ellos: los profesores.

1 comentario:

  1. Tiene toda la razón... Los políticos empiezan a remodelar las leyes de educación sin tener ni idea de como mejorarla y sin experiencia. Los alumnos y los profesores somos los que tendríamos que proponer ideas para modificar las leyes, pero por desgracia nunca llegará a pasar...

    ResponderEliminar