CITA TECNOLÓGICA

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es ésta: simplemente porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.
Albert Einstein

viernes, 22 de enero de 2016

LA LOMCE, UNA LEY DEL SIGLO XX EN PLENO SIGLO XXI


                Hasta la fecha mis críticas a las sucesivas leyes de educación se habían centrado más que nada en la sensación de provisionalidad, de inseguridad que causaba el que cada pocos años, con cada cambio de gobierno se modificase toda la legislación educativa. En este último caso, con la LOMCE, sin embargo, mis motivos para criticarla van más allá, son mucho más concretos.
                Podría hablar del sistema de evaluación por estándares.  Un auténtico galimatías que encorseta, satura de burocracia y de cálculos lo que debería ser claro, conciso y regido básicamente por el sentido común. Convierte un boletín de notas en una obra de ingeniería estadística para profesores y en un jeroglífico para padres y alumnos.
                Pero, con todo y con eso, no es este el tema central de mis críticas a la LOMCE. No. Lo que me indigna especialmente de esta ley es la estructura de materias y reparto de horas con la que organiza la Educación Secundaria. La LOMCE supone una regresión en dos sentidos: uno temporal, con una vuelta a la división entre asignaturas “tradicionales, históricas e importantes” por un lado, y “Marías” por otro; y una regresión en etapas, con una prolongación en Secundaria del sistema de asignaturas imperante en Primaria.
                En Educación Primaria hay un grupo de asignaturas “importantes”, las Lengua-Mate-Cono-Inglés que recitan nuestros hijos, y luego otras asignaturas “de relleno”. Y esto es lo que se quiere trasladar a Secundaria. Dicho de otra manera, la LOMCE, obsesionada con mejorar los resultados de los malditos exámenes PISA, amplifica las diferencias entre materias al máximo, diferenciando claramente entre unas principales, dotadas con un montón de horas lectivas, y otras (Plástica, Música, Tecnología) relegadas a un papel absolutamente secundario, que recogen las migajas en forma de horas optativas y minimaterias de dos horas lectivas semanales para malvivir como simples comparsas de las primeras.
                Y todo esto con la única materia “ideológica”, Religión, no solo sobreviviendo sino asumiendo más importancia en el esquema educativo.
                En pleno siglo XXI seguimos así anclados en un sistema de materias ya obsoleto, caduco, monolítico, cuando las corrientes educativas y los tiempos exigen que la enseñanza, más aún en una etapa secundaria, sea más diversa, más rica, más polifacética.
                ¿Por qué va a ser poco importante el aprender artes o música, disciplinas estas que enriquecen al hombre y que han dado cabida a algunas de las obras más bellas realizadas por el ser humano a lo largo de su historia? ¿Quién se atreve a decir que la enseñanza de la Tecnología carece de importancia en una época bautizada por muchos como la de la “revolución tecnológica”? ¿Tiene que limitarse la enseñanza a dar las mismas Matemáticas que toda la vida? ¿La misma Lengua? ¿La misma Historia? ¿El mismo Inglés (ya presente hasta en la sopa)?
                Las Matemáticas son solo teoría si no se aplican, por ejemplo, para diseñar un circuito electrónico, una estructura, para calcular un mecanismo, para medir un dibujo o la proporcionalidad de una escala… La Lengua es solo teoría si no se aplica a, por ejemplo, leer la vida de un compositor, la descripción de un cuadro, el funcionamiento de una máquina…
                En una novela que leí recientemente se proponía una novedosa escuela enfocada a la utilidad, a la vida cotidiana, en la que los niños estudiaban asignaturas “revolucionarias” como primeros auxilios, o finanzas. ¡Qué locura! Pero, ¿no responden estas asignaturas a necesidades que esos niños van a tener en su vida diaria, como saber resolver una emergencia o ser capaces de sacar el máximo beneficio de sus ingresos?
                Así, mientras que la sociedad demanda personas que sepan manejarse con las nuevas tecnologías, discriminar la enorme cantidad de información que se ofrece, o ser capaces de emprender y tomar iniciativas propias, nuestros estudiantes continuarán haciendo raíces cuadradas, analizando oraciones sintácticamente, o recitando sin comprender la vida y milagros de Kant, y todo eso chapurreando inglés. No nos debería extrañar, pues si España se ha caracterizado en la historia moderna por algo ha sido por ir a remolque de los demás. Tendremos, pues, titulados del siglo XX en pleno siglo XXI.

 

Gaspar Martínez Aranda
Profesor de Tecnología

19 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Pero no temas, creo que esta ley va ser derogada en breve ... Y lo que está por venir todavía me asusta más.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Pero no temas, creo que esta ley va ser derogada en breve ... Y lo que está por venir todavía me asusta más.

    ResponderEliminar
  3. A mí sinceramente no me gusta la nueva ley Lomce ya que nos perjudicará a la hora de entrar a una universidad, y lo peor es que aún no tienen ni idea los profesores de como va a ser y ´como prepararnos para dicho examen/reválida o como lo llamen.

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente pienso lo mismo respecto a la LOMCE. Una ley nueva creada al estilo de la vieja educación donde no se busca realmente unos estudiantes con verdaderos conocimientos sino crear maquinas capaces de memorizar, personas que valen solo su nota y no si son correctos sus valores o durante este transcurso de tiempo han aprendido algo verdaderamente o solo han podido memorizar y escupir letras vacías y sin sentido en una hoja en blanco

    ResponderEliminar
  5. Como estudiantes no estamos de acuerdo con esta ley, ya que nos perjudica en nuestro futuro. Estamos de acuerdo con que esta ley no se apruebe y con lo que tu dices en ese texto.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con la crítica , la educación esta yendo cada vez a peor con las nuevas leyes que cambian tanto el sistema educativo introduciendo nuevos contenidos o dándoles más importancia a contenidos que en la vida diaria de los estudiantes no sirve para nada, por ejemplo en lengua la vida pasada de autores, el análisis sintáctico de oraciones, a menos que vayas a ser profesor de Lengua no te sirve para nada. Le dan menos importancia a asignaturas como Informática, Música y plástica suprimiendo horas a la semana y asi dar mas horas de lengua y matemáticas que siempre es lo mismo.

    ResponderEliminar
  7. Estamos de acuerdo que hay asignaturas que son necesarias en nuestra vida cotidiana y que con esta ley se discriminan tanto. Esperamos que cambie a mejor

    ResponderEliminar
  8. Cierto, la LOMCE solo nos perjudica en nuestro futuro poniéndonos cada vez más difícil, con obstáculos, lograr el futuro que deseamos.

    ResponderEliminar
  9. A mí me gusta la LOMCE .Nah es broma jaja , ¿a quien le va a gustar esa ley?Esa terrible ley solo va a hacer complicarnos la vida para poder entrar a la universidad , a parte de estar estudiando asignaturas que no te van a servir de nada en el futuro.¿Para qué necesito saber como hacer la sintaxis de una oración si en el futuro voy a estudiar una ingeniería?Por algo España es de los últimos países de la Unión Europea en respecto a la educación.

    ResponderEliminar
  10. Yo también estoy de acuerdo con tu opinión, espero que cambien la ley dentro de poco porque solo nos perjudica

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo contigo Gaspar, la LOMCE es la peor ley que nos han podido poner a los estudiantes ya que va a perjudicar mucho nuestro futuro.

    ResponderEliminar

  12. Dos de las razones más fuertes por las que no estamos a favor de la LOMCE porque puede abocar a abandonar los estudios a quienes no superen la prueba de la ESO y de Bachillerato y porque además,los precios de los másteres son más elevados que los de los grados y no es justo.

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo contigo, lo único que hace la LOMCE es perjudicarnos a nosotros y a nuestro futuro.

    ResponderEliminar
  14. Estoy muy de acuerdo contigo Gaspar, la LOMCE hace que no podamos ir a la universidad sin haber aprobado la reválida, y así dejar los estudios. Es muy perjudicial esta ley y espero que la quiten pronto.

    ResponderEliminar
  15. Estamos de acuerdo contigo, la ley de la LONCE no busca el bienestar de los estudiantes ni del futuro del país, en nuestra opinión lo único que buscan son maquinas capaces de almacenar información

    ResponderEliminar
  16. Nosotros también estamos de acuerdo contigo, ya que LOMCE nos da unos recursos limitados y nos priva de mucha libertad, hay que luchar para que esta ley sea derrocada.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo con tu opinion ya que esta ley nos perjudica a la hora entrar a una universidad y a la hora de evaluar a los alumnos, ya que las notas que sacamos durante las evaluaciones no sirven en las revalidas. Pero creo que esta ley será quitada ya que la gente están haciendo huelgas contra ella.

    ResponderEliminar
  18. Esperemos que esta ley no se quede ya que es muy perjudicial para estudiantes tanto como para el profesorada, exaministas que tengan que venir a hacer el examen y a todos ellos, habrá que pagarles un sueldo.
    ¿De dónde se sacará el dinero?

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo no es una ley apta para estos tiempos de crisis en el que no hay dinero para pagar a los exaministas

    ResponderEliminar